Historias de ira, hechos y mitos


¿Alguna vez has sentido calor cuando algo sucede? ¿O tus mejillas se ponen rojas cuando alguien dice algo y no puedes responder? ¿Alguna vez has sentido ganas de llorar no porque te sientas triste, sino porque estás tan enojado que sientes ganas de golpear a alguien o muchos pensamientos se han precipitado a través de tu mente y no puedes controlar las lágrimas que caen por tus mejillas?


Eso señoras y señores se llama ira. YO Lo he experimentado todo. Yo era una persona muy enojada e iracunda y me tomó mucho tiempo y mucha disciplina para estar donde estoy hoy. Un mito es creer que un poco de ira está bien. Cuando la ira no se reconoce ni se resuelve adecuadamente, rápidamente se convierte en ira, amargura, malicia u otras emociones pecaminosas.


Recuerdo que sentía un poco de fuego dentro de mí cuando alguien me decía que no lo iba a lograr, o ¿por qué eres tan tonta? ¡Eso es sentido común! ¿Por qué no te acuerdas? Ya te lo dije. La gente de tu edad debería saber esto o aquello y tantos otros comentarios que hoy soy capaz de entender por qué la gente dice lo que dice. En aquel momento de mi vida, estar enojada y permitirme tener arrebatos de ira y amargura me daba una sensación de poder. Algo que les pasa a las personas que tienen dificultad para controlar su ira. Un hecho es que los padres que tienen un patrón de comportamiento de ira que se transmite en características a sus hijos.


Es útil mirar dentro de si mismo y descubrir qué está causando la ira y la frustración. Ir siempre a la fuente. Si seguimos buscando, hay mucho por descubrir sobre el origen de la ira y cómo se desencadena. A menudo proviene de la infancia, de cómo fuimos tratados o maltratados por la familia/escuela/etc. Hoy, cuando empiezo a sentir ese pequeño calor que me llega, inmediatamente empiezo a respirar. Recuerde que hay varios tipos de ira, hay ira agresiva y hostil. ...

  • Ira pasiva. ...

  • Ira Pasivo-Agresiva. ...

  • Proyectivo-Agresivo. ...

  • Ira asertiva.

Uno de los principales motivos para llegar a este nivel de ira es el estrés, los problemas familiares y económicos. La clave para manejar la ira es aprender a controlarla, como cualquier otra emoción incómoda, para canalizarla hacia la acción adecuada.

Aprender a respirar

Si piensas en la última vez que te enojaste, ¿notaste algún cambio en tu respiración? La ira cambia nuestra respiración, por lo que se vuelve mucho más rápida y superficial. Una manera fácil de calmar el cuerpo y la mente es reducir la velocidad y depender de la respiración. Use los siguientes ejercicios de respiración cada vez que sienta que su ira es abrumadora hasta que se sienta tranquilo:


¿Qué es la técnica de respiración 4 7 8? Cierra los labios e inhala por la nariz mientras cuentas hasta cuatro. Aguanta la respiración mientras cuentas hasta siete. Exhala completamente por la boca haciendo un sonido de silbido mientras cuentas hasta ocho. Esto completa un ciclo.


Respirar profundamente desvía tu atención de lo que sea que te esté enfadando, lo que puede ayudarte a "reducir la tensión", dice Mitch Abrams, psiquiatra. D., psicóloga clínica que ayuda a grandes atletas a superar sus problemas de ira. Hay muchas otras técnicas que son buenas y funcionan, pero lo primero es definir qué tipo de ira sufres. Así que aquí hay una lista. Una vez que pueda comprender con qué tipo de ira está lidiando, decidirá qué enfoque adoptará para mejorar este comportamiento.


1. Ira Asertiva La ira asertiva se considera una forma constructiva de expresión de la ira. En lugar de evitar una conversación o ser propenso a estallidos de gritos o gritos, la ira asertiva se usa como una expresión saludable y productiva de frustración para lograr un cambio positivo. La ira asertiva puede verse como expresar cómo te sientes de una manera saludable y segura. Por ejemplo, puede comenzar una declaración con "Me siento enojado cuando..." o "Creo que...". La ira asertiva se combina con un lenguaje corporal apropiado y, a veces, expectativas preestablecidas sobre los métodos para resolver o procesar la situación. Esto le da la oportunidad de expresar su ira de una manera que permita un cambio positivo.

2. Ira Conductual La ira conductual es una reacción física, común en hombres con problemas de ira. Esto puede ser peligroso, ya que puede expresarse a través de la violencia, lo que podría convertirse en una ira destructiva o desplazada. La ira conductual es impulsiva e impredecible, y a veces termina con consecuencias legales o interpersonales poco saludables. La ira conductual puede presentarse como conductas intimidatorias (p. ej., arrinconar a alguien o levantar la voz), arrojar o empujar cosas, romper cosas o atacar a alguien. Es importante identificar si su ira se está deslizando hacia esta área debido a posibles consecuencias legales o interpersonales.

3. Ira Crónica La ira crónica generalmente se dirige hacia otras personas, situaciones e incluso hacia usted mismo, lo que puede afectar la autoestima. A veces, puede pasar desapercibido y, al mismo tiempo, causar mucho daño. La ira crónica parece un sentimiento continuo y de bajo nivel de ira, resentimiento, irritabilidad y frustración. Como se mencionó anteriormente, puede aplicarse a otros, a situaciones específicas o a usted mismo. Debido a la forma en que experimenta la ira, es posible que tenga dificultades para procesar y expresar sus necesidades, lo que puede afectar su salud, sus niveles de estrés y sus relaciones.

4. Ira Destructiva

La ira destructiva es una experiencia de ira significativamente poco saludable que puede tener múltiples impactos negativos. Si bien la investigación sobre este tipo de ira es limitada, a menudo se la relaciona con el extremo extremo de la ira conductual. Esto puede incluir irritabilidad extrema o incluso odio hacia los demás, incluso cuando no está justificado. La ira destructiva puede verse como acciones verbales o físicas que se usan para lastimar a otros (p. ej., tirar y romper algo que es importante para la persona con la que estás enojado). En las relaciones, esto a veces puede presentarse como obstrucciones (es decir, cerrar emocionalmente a su pareja). La ira destructiva puede impactar muchas áreas de su vida de manera extremadamente negativa, destruyendo potencialmente conexiones sociales importantes.

5. Ira Crítica

La ira crítica a menudo es una reacción a algún desaire percibido, a los defectos de otra persona (si sientes que te afectan) o a una injusticia contra ti o contra otra persona. La ira crítica se identifica en las creencias fundamentales de las personas (una perspectiva o comprensión básica del mundo); esta creencia central es generalmente la de sentirse mejor o peor que los demás, lo que lo lleva a juzgarlos y enojarse por sus acciones o expresiones. La ira crítica se parece principalmente a lo que la gente llama "furia justificada", cuando usted o alguien más está enojado debido a una injusticia o un desaire percibido. Este tipo de ira también puede parecer menospreciar a los demás o despotricar sobre una injusticia percibida. Esto puede tener un impacto negativo en sus interacciones interpersonales y puede limitar su capacidad para mantener un sistema de apoyo. Además, puede experimentar sentimientos de soledad y baja autoestima

6. Ira Abrumada

La ira abrumada es impredecible y puede afectar su salud mental con el tiempo. Este tipo de ira se acumula, especialmente cuando no encuentra formas de expresar o comunicar cómo se siente. Puede manifestarse cuando las cosas llegan a un “punto de ebullición” o cuando su capacidad para lidiar con la ira y el estrés se ha visto abrumada debido a ciertas situaciones, sentimientos o interacciones. La ira abrumada puede parecer un estallido repentino de irritabilidad y resentimiento después de un largo período de represión. Si bien la expresión de ira abrumada se ve diferente para todos, aparecerá de repente y puede estar precedida por un evento estresante.

7. Ira Pasivo-Agresiva

La ira pasivo-agresiva es una forma de expresión evitativa. Este tipo de ira ocurre cuando reprimes cómo te sientes y tratas de evitar todo tipo de conflictos. Puede ser peligroso ya que sus niveles de autoestima a menudo se ven afectados por la ira. Como tal, la ira pasivo-agresiva puede tener una influencia negativa en sus relaciones. La ira pasivo-agresiva, que puede ser verbal o física, incluye la represión emocional y la evitación del conflicto. Esto puede presentarse como comentarios pasivo-agresivos (p. ej., “Me gusta tu ropa, aunque no te queda bien”), sarcasmo o una falta de respuesta intencional. La agresión pasiva es más común en la forma verbal, pero también puede parecer un lenguaje corporal cerrado o una postergación continua en el trabajo.

8. Ira de Represalia

La ira de represalia es una reacción común y una respuesta instintiva al ser atacado. Puede estar influenciado por una necesidad de venganza después de experimentar un daño percibido. Este tipo de ira generalmente se dirige deliberadamente a alguien que te lastimó. Puede estar influenciado por la necesidad de obtener control sobre un evento. Es posible que te encuentres dirigiendo tu ira a personas específicas después de sentirte atacado verbal o físicamente. La ira de represalia puede aumentar potencialmente los niveles de incomodidad e ira en las relaciones.

9. Ira autoabusiva

La ira autoabusiva tiende a estar conectada con la vergüenza. Este tipo de ira se observa en personas que experimentan baja autoestima o sentimientos de inutilidad y desesperanza. La ira autoabusiva se usa comúnmente para ayudar a lidiar con estos sentimientos, aunque solo aleja a las personas. La ira autoabusiva puede afectarlo interna y externamente. Puede parecer que internalizas sentimientos negativos y los descargas en ti mismo a través de un comportamiento autodestructivo, el uso de alcohol o drogas, una alimentación poco saludable y desordenada, o un diálogo interno negativo (por ejemplo, "Eres un fracaso"). En un nivel externo, esto puede parecer una agresión o un ataque verbal a los demás.

10. Ira silenciosa

La ira silenciosa es una forma interna no verbal de experimentar la ira. Aunque no lo expreses verbalmente, es posible que los demás lean que estás enojado. Las personas que experimentan ira silenciosa tienden a mantener estos sentimientos adentro y permiten que se acumulen, lo que puede conducir a un aumento del estrés, la tensión y el comportamiento relacionado con la ira abrumada. La ira silenciosa puede ser una experiencia interna o externa. Internamente, este tipo de ira puede crear una acumulación de frustración, ira y resentimiento no comunicados, lo que provoca un estrés excesivo y bajos niveles de tensión constante. Externamente, puede presentarse como un lenguaje corporal y una expresión facial cerrados y un habla y un tono restringidos o mínimos.

11. Ira verbal

La ira verbal es un tipo de ira agresiva que puede volverse abusiva. Se observa que aquellos que experimentan este tipo de ira sienten remordimiento después de arremeter contra el objetivo de su ira e incluso pueden disculparse después de un episodio. La ira verbal puede verse como arremeter contra alguien verbalmente. Los comportamientos específicos pueden incluir gritos fuertes, comportamientos amenazantes, comentarios sarcásticos, críticas continuas e intensas y burlas. Tenga en cuenta que la ira verbal puede convertirse en abuso verbal. También puede impedirle mantener relaciones estables o saludables.

12. Ira Volátil

La ira volátil es un tipo de ira explosiva que a veces se denomina “ira súbita”. Puede suceder cuando alguien experimenta una molestia, grande o pequeña, y explota verbal o físicamente, volviéndose potencialmente destructivo. Este tipo de ira dificulta que el individuo se exprese, procese y se comunique. La ira volátil puede parecer una progresión rápida del status que a la indignación por desaires reales o percibidos. Con frecuencia es destructivo y puede incluir gritos, gritos, lanzamiento de cosas y agresión física. Este tipo de ira puede impedirle mantener relaciones estables y de confianza.


Nosotras estamos lejos de ser perfectas/os.
Pero cada segundo que se nos da es una nueva oportunidad para decidir cómo vamos a elegir y cómo vamos a vivir nuestra vida. No es la decisión de nadie más que la nuestra.

¿Qué harás tú el próximo segundo de tu vida?

M.Coreano, 2022



23 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo